zonamerica

 

LAS ZONAS FRANCAS PUEDEN SER PÚBLICAS O PRIVADAS, SIENDO EN AMBOS CASOS AUTORIZADAS Y CONTROLADAS POR LA DIRECCIÓN NACIONAL DE ZONAS FRANCAS. EXISTEN ACTUALMENTE ZONAS FRANCAS EN LAS CIUDADES DE COLONIA, NUEVA PALMIRA, MONTEVIDEO, FLORIDA, RIVERA, RíO NEGRO, NUEVA HELVECIA Y LIBERTAD.

ACTIVIDADES

LAS ZONAS FRANCAS ESTÁN CONCEBIDAS BíSICAMENTE PARA QUE EN ELLAS
SE DESARROLLEN LAS SIGUIENTES ACTIVIDADES:

  • Comercialización, almacenamiento, fraccionamiento, mezcla, armado, desarmado y otras operaciones que no implican industrialización de mercancí­as y materias primas.
  • Instalación y funcionamiento de establecimientos fabriles.
  • Servicios profesionales, financieros, de informática y de reparaciones y mantenimiento.

BENEFICIOS

LAS SOCIEDADES ANÓNIMAS QUE OPERAN COMO USUARIAS DE LAS ZONAS FRANCAS GOZAN DE LOS SIGUIENTES BENEFICIOS:

  • Exoneración de todo impuesto nacional, incluido el impuesto a la renta. Se excluye de la exoneración al impuesto a la renta en la hipótesis que grava por ví­a de retención el pago o crédito de dividendos o utilidades a personas domiciliadas en el exterior.
  • La entrada y salida de bienes está exenta de todo tributo.
  • La exoneración no alcanza a las contribuciones de seguridad social, salvo para el personal extranjero que puede optar por no aportar.
  • El 75% del personal deben ser ciudadanos uruguayos.

CABE SEÑALAR TAMBIÉN QUE EN LAS ZONAS FRANCAS NO RIGEN LOS MONOPOLIOS DE LOS SERVICIOS DEL DOMINIO INDUSTRIAL Y COMERCIAL DEL ESTADO.

Los bienes que se introducen a las Zonas Francas desde el territorio nacional no franco se consideran exportaciones. Por su parte, la salida de bienes de las Zonas Francas está exenta de todo tributo y si los bienes son introducidos al territorio nacional no franco se consideran importaciones, pagando los aranceles correspondientes.

De la misma forma, las mercaderí­as procedentes de las Zonas Francas que ingresan a terceros paí­ses tributarán los aranceles correspondientes. En el caso particular del MERCOSUR están sujetas al arancel externo común que rige para las mercaderí­as que ingresan desde fuera del área del MERCOSUR. No obstante, la amplia exoneración de que gozan las compañí­as que operan en las Zonas Francas continúa representando una ventaja significativa para el inversor que deberá evaluar en cada caso.

* Fuente: Uruguay XXI