MTOP dispuesto a expropiar predio de Fanapel para agrandar zona portuaria en Juan Lacaze

publicado en: Sin categor | 0

Tras el cierre de Fanapel a comienzos de año, en Juan Lacaze se lleva adelante un proceso de diálogo para encontrar nuevos horizontes para la ciudad. El puerto, el parque industrial y la generación de “la ciudad del conocimiento” son los faros que los sabaleros han colocado frente a sus ojos. Quizá un poco más lento de lo que la población espera, algunas luces empiezan a encenderse. Reactivación portuaria. Entre 2000 y 2012, un barco de cargas perteneciente a la empresa Tsakos realizó la travesía Juan Lacaze-Buenos Aires. Durante los últimos cinco años, la reactivación del puerto comercial lacazino no estuvo entre las prioridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP). Pero el ocaso del modelo industrial sabalero y la apertura a las importaciones impulsada por el actual gobierno argentino determinaron que el organismo portuario acelerara la reactivación de esa terminal. A la intención de reactivar la economía de una comunidad emblemática para la izquierda uruguaya, se sumó el interés de los operadores portuarios y logísticos de instalarse en el departamento de Colonia para abastecer al mercado argentino. Además, el régimen de puerto libre y de tarifas portuarias reducidas que el Poder Ejecutivo asignó para Juan Lacaze durante este año también impulsan el desarrollo de ese tipo de negocios. Presentaciones. El lunes 23, en el Municipio de Juan Lacaze, en el marco del programa Pensemos Juan Lacaze, se realizó un foro sobre el futuro de la actividad portuaria. Allí estuvieron el presidente de ANP, Alberto Díaz, y los encargados de la ejecución del “proyecto” del puerto local, Néstor Fernández, Federico Piazze y Karen Lagos. También representantes de empresas interesadas en operar con sus barcos de cargas en Juan Lacaze: Efecom e Independencia Shipping. El presidente de la ANP aseguró que antes de fin de año comenzarán las tareas de reparación en el muelle, con una inversión cercana a los dos millones de dólares. Para agilitar la concreción de esas obras, el organismo portuario apeló al sistema de compras por “razón de urgencia”. “El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, está impulsando esta iniciativa, y la medida de razón de urgencia no es típica; no es por necesidad portuaria, sino porque queremos que Juan Lacaze sea un eslabón más en el sistema de puertos y que se desarrolle trabajo”, dijo Díaz. De ese modo, la ANP hizo consulta de precios “a tres empresas grandes” –Teyma, Saceem y Stiler– que actualmente tienen contratos de obras con ese organismo. Ahora resta la autorización del Ministerio de Economía y Finanzas para ejecutar ese gasto. La “función” de la ANP “no es hacer negocios con empresarios; los escuchamos y creamos las condiciones para que se desarrollen”. La aparición de varias empresas interesadas en operar en Juan Lacaze no implicaría pérdida de atractivos para ninguna de ellas. “El negocio se ve viable, con potencialidad para crecer. Y la ventaja que tenemos es que los inversores conocen la ventaja del puerto libre, y a eso apuntamos. El mercado de puertos es competitivo y las empresas compiten, y estamos contentos de que haya interés”, añadió. El régimen de puerto libre permite que las mercaderías puedan ser fraccionadas en el recinto. La posibilidad de que el puerto de Juan Lacaze abastezca al mercado bonaerense de productos provenientes de “terceros destinos” requiere una mayor disponibilidad de espacios. De ese modo, el área de “puerto libre” también podría comprender a espacios del actual Parque Industrial e incluso a galpones de Fanapel. Díaz informó que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas proyecta expropiar los terrenos de la ex papelera para anexarlos al recinto portuario. Las conversaciones recién se han iniciado, pero en la ciudad esa noticia fue recibida con buenos ojos, ya que el deterioro que afecta a los viejos edificios de la papelera crece a un ritmo vertiginoso. Los interesados. El sábado 21, un bocinazo se hizo sentir en la ciudad. El rugido lo emitió Intrépido, un barco que partió desde Montevideo y atravesó la bahía lacazina en su primer viaje de prueba. Los resultados de la experiencia fueron alentadores, según informaron el empresario uruguayo Gabriel Kaklouk y las autoridades portuarias. La nave, de bandera paraguaya, pertenece a Independencia Shipping, dirigida por Kaklouk. Actualmente la empresa opera en puertos de Uruguay, Argentina y Paraguay. El empresario aseguró que si obtiene los permisos necesarios en enero próximo, podría iniciar los viajes regulares entre Juan Lacaze y Buenos Aires. “¿Por qué quiere operar en el puerto de Juan Lacaze?”, le preguntó la diaria a Kaklouk. “La pregunta es al revés: ¿qué puerto del sur de Uruguay está apto para eso? Juan Lacaze tiene todo, pero le falta una enorme infraestructura. Esto es para empezar mañana. Aquí no molestamos a nadie. Si vas a Colonia, hay mucho proteccionismo del turismo. El puerto de Nueva Palmira está saturado. En Juan Lacaze está todo pronto para empezar”, respondió. El dueño de Intrépido procura “una alternativa para que se cree la autopista del mar; eso significa que las cargas lleguen a Juan Lacaze –no solamente camiones sino también contenedores, maquinarias y vehículos– y que, cuando los importadores argentinos las necesiten, solamente requieran unas pocas horas para llevarlas hasta Buenos Aires”. Kaklouk señaló que en “la etapa inicial” su embarcación contará con tripulación paraguaya, que ya trabaja en la empresa. Dijo que si “el negocio se encamina, no tendría problemas en sumar otro barco” para trabajar en forma exclusiva en el puerto de Juan Lacaze con tripulación uruguaya. El empresario cree que si ese negocio se encamina habrá “mucho microempleo”. “Yo he preguntado: ¿hay hoteles, hay lugares para comer en Juan Lacaze? Y son pocos. Yo vislumbro todo tipo de comercios cerca del puerto, nada grande, que vendan comestibles, repuestos, combustibles”. A eso, el empresario sumó la necesidad de contar con personal para “el vaciado y llenado de contenedores, mucho transporte interno, y, sobre todo, el almacenaje. Ahí empieza todo el valor agregado, que es mucho”. Dimitrios Linas es un viejo conocido en Juan Lacaze. A principios de este siglo llegó con el barco Líneas Platenses, de la empresa Tsakos. Ese negocio duró hasta 2012, pero el marino griego buscó la forma de encaminar otra alternativa para permanecer en el Río de la Plata. Se unió al ex ministro de Economía y ex director de Fanapel Ricardo Zerbino, al director de Zonamérica, Orlando Dovat, entre otros, y conformaron la empresa Efecom. El año pasado la firma obtuvo la autorización de la ANP para explotar la línea Juan Lacaze-Buenos Aires, pero aún no cuenta con la embarcación. Tras la obtención de ese permiso, la firma solicitó al Banco República (BROU) un crédito por diez millones de dólares para construir un barco especialmente adaptado a las condiciones de calado de Juan Lacaze. El directorio del BROU, también este año, concedió ese crédito, pero mientras aguardaban la respuesta los empresarios hicieron consultas a la banca privada para obtener esa financiación, y aún no han resuelto cuál alternativa utilizar. La construcción del barco se llevará a cabo en China, y demandará cerca de un año. Una vez puesto en aguas sabaleras, el barco contará con tripulación uruguaya. Linas dijo que el emprendimiento demandará 45 puestos directos de trabajo, además de aquellos que se generen por la manipulación de las mercaderías y por la prestación de diferentes servicios. Frente a los 200 sabaleros que habían asistido a esa jornada, Linas dijo: “Entiendo la situación de la ciudad, pero quiero transmitir optimismo. Como capitán, sé que cuando anuncian una tormenta hay que cambiar el rumbo y, a lo mejor, se encuentran nuevos puertos y vientos mejores para poder mirar al futuro”.

Ciudad del conocimiento

Este lunes el director de la Universidad Tecnológica, Rodolfo Silveira, y representantes de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información se reunirán en Juan Lacaze con el alcalde, Darío Brugman, entre otros, para impulsar el proyecto Ciudad del Conocimiento. “Venimos bien con ese proyecto. Queremos instalar en Juan Lacaze los cursos de tecnologías de la información, y se han registrado avances en este tema. Nuestra idea es concretar estos cursos para el año próximo”, adelantó el alcalde sabalero.  LA DIARIA